D.O. Españolas

Denominación de Origen (D.O.) es un tipo de indicación geográfica aplicada a un producto agrícola o alimenticio cuya calidad o características se deben fundamental y exclusivamente al medio geográfico en el que se produce, transforma y elabora.

Mapa de denominación de origen de los vinos de España

En otras palabras, es una calificación que se emplea para proteger legalmente ciertos alimentos que se producen en una zona determinada, contra productores de otras zonas que quisieran aprovechar el buen nombre que han creado los originales, en un largo tiempo de fabricación o cultivo.

Puedes descargarte este mapa de las Denominaciones de Origen del vino de España 2013 aquí, en PDF.

Los productores que se acogen a la Denominación de Origen se comprometen a mantener la calidad lo más alta posible y a mantener también ciertos usos tradicionales en la producción, como por ejemplo, en el caso del vino, en ciertas zonas se exige utilizar la uva tradicional de la zona. Asimismo, suele existir un organismo público regulador de la Denominación de Origen, que autoriza exhibir el distintivo a los productores de la zona que cumplen las reglas.

La ventaja fundamental de la Denominación de Origen es que garantiza al consumidor un nivel de calidad más o menos constante y unas características específicas. A cambio, los productores obtienen una protección legal contra la producción o elaboración de tales productos en otras zonas, aunque se utilicen los mismos ingredientes y procedimientos, que les permite influir sobre el precio final de éstos. También se señala que esta figura fomenta la organización del sector productivo y facilita el acceso de productores a mercados nacionales e internacionales.

A continuación te mostramos las diferentes D.O. de España:

Andalucia

Andalucía tiene una tradición milenaria en el cultivo de la vid y la elaboración de vinos, que se remonta a las primeras civilizaciones asentadas en esta tierra. Un clima típicamente mediterráneo, con precipitaciones irregulares, inviernos suaves y veranos muy calurosos y secos, ha sido idóneo para la producción de vinos con características singulares y de excelente calidad, que forman parte inseparable de la identidad y cultura andaluzas y han alcanzado una gran notoriedad a nivel mundial.

Por otro lado, en las últimas décadas se ha puesto de manifiesto el gran potencial de Andalucía para la elaboración de otros tipos de vinos cuya producción no era tan conocida hasta el momento, como, por ejemplo, los vinos tintos. El amplio abanico de productos vínicos que ofrece la Comunidad se debe a su diversidad agroclimática derivada de factores como la orografía y la posición estratégica entre dos mares, factor que conlleva influencias tanto atlánticas como mediterráneas en la maduración de la uva.

Aragón

En la actualidad, la superficie total de viñedos en Aragón supera las 39.000 hectáreas de las cuales el 60% pertenecen a las 4 denominaciones del origen existentes, de la que la D.O. Cariñena es la mayor, ocupando una superficie similar a las otras tres denominaciones juntas. El 40% restante se distribuye en otras zonas vitícolas de la Comunidad.

Son muchas las variedades de uva que se cultivan, desde la autóctona Juan Ibáñez (Moristel) o las tradicionales Garnacha, Parraleta, Macabeo, Alcañán, Moscatel Romano pasando por las de mas reciente plantación como Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir y Gewürztraminer.

Pero sin duda alguna, la mas característica es la Cariñena, también denominada Crujillón o Crucillon, uva autóctona y originaria de la comarca que le dio su nombre Cariñena y que se ha convertido en la cepa mas cultivada del mundo.

Baleares

En las Islas Baleares existe una superficie total de viñedo de cerca de 1.200 hectáreas, mas del 60% de las cuales corresponden a las dos Denominaciones de Origen existentes en la actualidad.

El clima Mediterráneo y unas excelentes condiciones edafológicas favorecen el cultivo de la vid en sus variedades autóctonas, como Manto Negro, Callet, Fogoneu, Moll o Prensal Blanc, sin que ello signifique que no se asienten otras variedades como Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Monastrell, Macabeo y Parellada, entre otras.

Canarias

Cuenta en la actualidad con cerca de 9.000 hectáreas de viñedo, presentes en todas las comarcas de la geografía insular a excepción de la isla de Fuerteventura, en la que sólo existen pequeñas plantaciones diseminadas.

El origen de los viñedos en las islas no esta del todo definido. Horacio, medio siglo antes de nuestra era, aseguró que “la viña sin podar florecía continuamente en las Afortunadas“. Otros autores afirman que la vid fue introducida entre los siglo XIV y XV por los conquistadores y colonos.

Castilla La Mancha

Castilla La Mancha cuenta con un gran patrimonio en el sector vitivinícola. Posee el mayor viñedo del mundo con cerca de 600.000 hectáreas, lo que supone el 50% del viñedo de España, el 18% del viñedo europeo y cerca del 8% del viñedo mundial.

De las cinco provincias que la forman, Ciudad Real es la que mayor plantación de viñedo tiene, con algo más de 180.000 hectáreas; y Guadalajara la de menor cultivo, con algo mas de 2.100 hectáreas. El 53% de las viñas se encuentran adscritas a alguna de las actuales denominaciones de origen existentes y de entre ellas es la D.O. La Mancha la de mayor superficie, con algo mas de 192.000 hectáreas de viñedo.

Destacan en las variedades Tempranillo (Cencibel) y Viura o Macabeo. Junto a ellas, también se cultivan Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot, Garnacha, Monastrell, Petit Verdot, Moravia, Bobal, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Moscatel, Verdejo, Airén, Albillo, Malvasía, Pedro Ximénez, Malvar y Torrontés.

Castilla León

Con sus 94.193 kilómetros cuadrados, es la región más extensa de España y de Europa. La superficie total de sus viñedos superan las 56.000 hectáreas, de las cuales el 60% pertenecen a las Denominaciones de Origen existentes. El 40% restante se distribuye en otras zonas vitícolas de la Comunidad.

Cataluña

En la Comunidad Autónoma de Cataluña el viñedo ocupa una extensión aproximada de 71.000 hectáreas, y cuenta en la actualidad con diez Denominaciones de Origen, más una de carácter genérico creada en el año 2001 con el nombre de Denominación de Origen Cataluña, a la que pueden adscribirse las ya existentes.

Aunque su clima es en general de tipo mediterráneo, se encuentra matizado por la diversidad morfológica, con climas de alta montaña en los Pirineos y zonas afines y con climas continentales en el interior de la Comunidad. Sus suelos también son distintos según las zonas, pero todas estas condiciones son propicias para el cultivo de cepas de calidad.

Euskadi

En el País Vasco se producen dos tipos de vinos bien definidos de vino: el tradicional chacolí en la vertiente cantábrica, y los tintos y blancos de la Rioja Alavesa en el valle del río Ebro. Estos vinos se distribuyen en cuatro Denominaciones de Origen.

Extremadura

La Denominación de Origen Ribera del Guadiana fue otorgada en el año 1999. La superficie de su viñedo se subdivide en seis subzonas: Cañamero y Montánchez en Cáceres y Matanegra, y Ribera Baja, Ribera Alta y Tierras de Barros en Badajoz.

Aunque en estas subzonas hay aspectos singulares y diferenciadores, existen también elementos comunes como el origen geológico del suelo y el tipo de clima. Las variedades de uvas con las que se elaboran son Alarije, Borba, Cayetana Blanca, Pardina, Viura, Chardonnay, Chelva o Montua, Eva o Beba de los Santos, Malvar, Parellada, Pedro Ximénez, Verdejo, Garnacha Tinta, Tempranillo, Bobal, Cabernet Sauvignon, Graciano, Mazuela, Merlot, Monastrell y Syrah.

Galicia

Ubicada a lo largo de la costa Atlántica, Galicia tiene un clima muy húmedo con una pluviosidad media de más de 1.300 mm al año. Las más de 2.000 horas de insolación que recibe la región ayuda a la alta humedad de la zona. La cercanía de la región con Portugal y su aislamiento con el resto de España marcó la influencia en el estilo de vinos de Galicia, siendo muchos de ellos más cercanos a los vinos portugueses que al resto de vinos españoles.

La región de Galicia ha demostrado un gran éxito en la vendimia de uvas y regularmente produce algunas de las mayores cosechas en Europa, con una media de 100 hectolitros por hectárea. La mayoría de los viñedos de la región se encuentran en la parte sur, en las provincias de Orense y Pontevedra, aunque hay algunas significativas plantaciones en Lugo, al este.

Las regiones más cercanas al río Miño a menudo producen vinos de mezcla de Albariño, Loureira y Caíño Blanco. Más hacia el interior, los vinos blancos son una mezcla de Torrontés y Treixadura, y también hay vinos blancos dominados por la uva Godello. Los ligeros vinos tintos están producidos principalmente con uva Mencía.

Madrid

La Denominación de Origen Vinos de Madrid se aprobó por el Gobierno Autónomo y el Ministerio de Agricultura en el año 1990. Su viñedo se extiende en el sur de la provincia, distribuido en tres subzonas: Arganda, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias.

El clima es común para las tres subzonas, y se caracteriza, con ligeros matices, por el clima seco continental, escasas precipitaciones y temperaturas muy extremas. Por el contrario, la orografía y el suelo sí presentan diferencias. Mientras que en Arganda, su topografía es ondulada y sus suelos son de caliza blanda y margas, en San Martín el relieve es mas abrupto con suelos arenosos y pobres en caliza, y en Navalcarnero se presenta un relieve más suave de suelos pardos y escasa caliza.

Murcia

Su clima es mediterráneo semiárido, con precipitaciones anuales inferiores a 350 mm. Los periodos más húmedos corresponden a primavera y otoño, separados por veranos de intensa sequía alcanzándose temperaturas superiores a los 40º C y con una insolación media superior a 2.800 horas anuales.

Dos de sus Denominaciones de Origen pertenecen al dominio del altiplano manchego (Jumilla y Yecla) y la tercera, Bullas, se sitúa en el centro-oeste de la provincia murciana.

Navarra

Navarra, con una extensión de 10.421 kilómetros cuadrados, está  situada al norte de la península Ibérica, y se la conoce como la puerta de España, enmarcada entre los Pirineos y el río Ebro, entre Burdeos y la Rioja.

Aunque un pequeño porcentaje de sus viñedos (5%) están incluidos en la Denominación de Origen Calificada Rioja, la mayor parte del cultivo de la vid, situado en toda la mitad sur de Navarra, excepto el desierto de las Bardenas Reales, pertenecen a la Denominación de Origen Navarra.

La Rioja

Aunque fue en 1991 cuando se otorgó el carácter de “Calificada” a la Denominación de Origen Rioja, la primera en España en poseer este título, ya en el 1102 el Rey Sancho de Navarra reconocía jurídicamente estos prestigiosos vinos, y fue en 1787 cuando se creó la Real Sociedad Económica de Cosecheros de Rioja.

En 1926 se decretó la creación del Consejo Regulador aunque no quedó constituido formalmente hasta 1953. Y en época más reciente, en 1970, se aprobó el reglamento de la Denominación y su Consejo, que lógicamente ha ido sufriendo modificaciones hasta llegar a la actual Denominación de Origen Calificada.

Valencia

La Comunidad autónoma de Valencia, con 23.100 kilómetros cuadrados, está situada al este de la península Ibérica, ocupando una franja litoral de más de 500 kilómetros de costa. Geomorfologicamente hablando, es una planicie litoral formada por sedimentos del terciario superior (Mioceno y Plioceno).

Su escaso relieve corresponde al sistema Ibérico en la zona norte y a las cordilleras Béticas en la zona sur. Su clima es templado de verano seco e invierno suave, es decir la forma más genuina del clima mediterráneo.

De las tres provincias que componen la Comunidad autónoma (Castellón de la Plana, Valencia y Alicante) tan sólo dos cuentan con denominaciones de origen. La Denominación de Origen Valencia y Utiel-Requena en Valencia, y la Denominación de Origen Alicante en la provincia del mismo nombre.

Cava

El origen del Cava ésta intrínsicamente relacionado con el nacimiento, a finales del siglo XVII y principios del XVIII, del método tradicional o champenoise, atribuido al monje francés Dom Pérignon, en la elaboración de vinos espumosos. En España sería en el siglo XIX cuando varias familias de Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona) inician la investigación de este nuevo método y técnica de elaboración de vinos, siendo en 1872 cuando D. Josep Raventós i Fatjó de la histórica casa Codorníu, elabora las primeras botellas de Cava siguiendo el tradicional método de segunda fermentación en la botella.

La zona de producción del Cava la integran en la actualidad 160 municipios ubicados en siete Comunidades Autónomas, la mayoría se encuentran en Cataluña. Las otras comunidades son La Rioja, País Vasco, Navarra, Aragón, Extremadura y Valencia.

Aunque la “región del Cava” la componen municipios y enclaves ubicados en varias Comunidades Autónomas de nuestro país, sin duda alguna la zona vinícola del Penedés es la que concentra la mayor producción de éste vino, destacando la villa de Sant Sadurní d’Anoia, con más del 70% de la producción anual. Es una comarca con clima mediterráneo, de inviernos suaves y veranos no muy calurosos, con una moderada pluviometría que se reparte durante todo el año, de suelos calcáreos, condiciones todas ellas optimas para el cultivo de la vid.

Las variedades de uvas de la denominación de origen Cava son: Macabeo (Viura), Xarel.lo, Parellada, Subirat o Malvasía Riojana , Chardonnay, Garnacha y Monastrel. Y para la elaboración de los cavas rosados están autorizadas la variedad Pinot Noir y la Trepat.

Puedes descargarte el mapa de las Denominaciones de Origen del vino de España 2013 aquí, en PDF.

One thought on “D.O. Españolas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *